Touroperador internacional especializado en destino español

GEOGRAFÍA

La isla de Mallorca es la más grande del archipiélago balear (cuyo nombre viene del latín Maiorica: isla Mayor, la más grande), con una superficie de 3.624,08km2. Rodeada por una costa de 606km, una distancia de norte a sur de 100km y de este a oeste de 70km. Se encuentra en el Mediterráneo a unos 180km de la costa oriental de la Península Ibérica.

Su capital es Palma de Mallorca, sede del gobierno autónomo de las islas. Es la isla más poblada de Baleares, y la segunda de España, tras Tenerife.

Mallorca presenta una variedad de paisajes formados por llanuras, montañas y costa. El relieve de la isla está caracterizado por dos alineaciones montañosas, una a lo largo de la costa oeste, la Sierra de Tramuntana: el pico más elevado de la isla es el Puig Major alcanza los 1.447m de altitud, y la otra en la costa este, la Sierra de Levante, su máxima altura es Puig Morey de 562m. Entre las sierras de Poniente y de Levante se encuentra la Llanura Central (también conocida como el Plá). En ella se originan importantes albuferas y bahías.

La isla, cuenta con una naturaleza espectacular. Ofrece infinidad de paisajes maravillosos, playas de arena fina y aguas cristalinas. En Mallorca se encuentra múltiples espacios protegidos destacando entre ellos: El Parque Natural de Sa Dragonera, formado por la propia isla y dos pequeños islotes, Es Pantaleu y Sa Mitjana está situado al oeste de Mallorca. Se caracteriza por ser una continuación de la Sierra de Tramuntana. El Parque Natural de S'Albufera es la zona húmeda más extensa y de mayor importancia de las Baleares. El Archipiélago de Cabrera formado por un grupo de islas e islotes, situado a unos 10km al sur de Mallorca, es un Parque Nacional Marítimo-Terrestre. Especialmente atractivo por su fondo marino de posidonias oceánicas.

Mallorca tiene un clima típicamente mediterráneo con temperaturas suaves todo el año. El verano es caluroso y seco. La temperatura media anual oscila entre los 16 y 18°C. Durante el verano las máximas alcanzan entre 29 y 31°C. Las lluvias en la isla son irregulares, dependiendo de la época y de la zona de la Isla. En su mayoría se concentran en el otoño. Las nevadas invernales son escasas; únicamente se producen con cierta intensidad en los puntos más altos de la Sierra de Tramuntana.

CULTURA

Especialmente la capital, Palma, posee uno de los núcleos históricos mejor conservados de Europa. De los más destacados:

La Catedral de Palma de Mallorca, más conocida popularmente como La Seu, de estilo gótico y rodeada por las murallas árabes que protegían la ciudad. Es una joya arquitectónica de la isla, considerada como la cuarta de las iglesias más hermosas del mundo.

El Castillo de Bellver es uno de los tesoros artísticos e históricos más preciados de Mallorca y de toda España; de estilo gótico fue construido a principios del siglo XIV y destaca por ser uno de los únicos castillos de Europa de base circular.

El Palacio Real de La Almudaina es uno de los monumentos más señeros de Palma de Mallorca; construido en época musulmana, fue uno de los escasos monumentos conservados tras la reconquista cristiana. Actualmente es una de las residencias de la Familia Real Española (hoy en día el palacio es utilizado únicamente para ceremonias oficiales y recepciones).

Los Baños árabes de Mallorca se consideran el testigo más antiguo del arte arquitectónico islámico, se remontan al siglo X. Otro, muy significativo, es el Monasterio de Lluc; Se encuentra ubicado en el término municipal de Escorca, en plena Serra de Tramuntana a unos 400m de altitud. Está considerado como el lugar sagrado y de peregrinaje por excelencia de la isla, por residir en él la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca.

Manacor, situada al este de Mallorca, es la segunda población más importante de la isla. Posee un rico patrimonio monumental. Merece la pena visitar su casco histórico.

El Claustro de Sant Vicenç Ferrer es una auténtica maravilla, del Siglo XVII, es uno de los pocos claustros formado por una doble galería, que fue declarado Monumento Nacional en 1919. La localidad es conocida también por su artesanía de la piel y las perlas (fábrica de perlas Majórica).

 

Hay varios sitios emblemáticos en la isla. Uno de estos está relacionado con nuestro pianista y compositor Federic Chopin. En el invierno de 1838-1839, Federic Chopin, su pareja en aquella época: la escritora George Sand con sus dos hijos pequeños, se establecieron temporalmente en la isla de Mallorca. La pareja viajó desde Barcelona a Mallorca para encontrar un clima más adecuado, que permitiera mejorar el estado de salud de Chopin. Una vez en Mallorca se confirmó que Chopin padecía tuberculosis.

Se instalaron en la Cartuja de Valldemossa, un antiguo palacio situado en un lugar paradisíaco y romántico, donde Chopin compuso algunas de sus piezas para piano más celebradas, como algunos de sus Preludios, una Polonesa, su segunda Balada y su tercer Scherzo. Durante la estancia en la isla George Sand escribió un libro sobre sus vivencias “Un invierno en Mallorca”.

GASTRONOMÍA

Mallorca cuenta con una gastronomía variada, exquisita y abundante, fundamentalmente mediterránea. Hecha con productos de origen autóctono. No faltan, en la cocina de la isla, ni los platos cimentados en la riqueza de sus hortalizas, legumbres y cereales, ni los que tienen en el mar, ni los que han hecho de la carne, la fuente de sus espléndidos sabores.

La isla cuenta con un gran número de platos típicos propios, desde entrantes a platos principales o postres. Además, Mallorca cuenta también con una amplia bodega propia de vinos. Como platos típicos, podríamos destacar:

Frit mallorquí, es un plato muy popular en la isla que admite muchas variantes, incluso en sus ingredientes principales, ya que puede ser de carne, de pescado o incluso de marisco. Sopes mallorquinas, elaboradas con hortalizas típicas de la huerta. El pa amb oli, se trata de rebanadas del pan tradicional de Mallorca, el pan moreno (habitualmente sin sal), al cual se le añade tomate de ramillete, sal y aceite de oliva virgen, y sobre ello se añade queso, jamón, o cualquier otro tipo de embutido. El Arròs Brut, un arroz contundente en salsa con trozos de carne, principalmente pollo y verduras. Por no hablar de sus embutidos, especialmente de la sobrasada (Indicación geográfica protegida “Sobrasada de Mallorca”), que también ha adquirido una merecida fama. Hecha con carne magra de cerdo, manteca y pimentón molido. El tumbet, un plato muy típico del verano elaborado con salsa de tomate, berenjenas, calabacines y patatas.

La cocina mallorquina es famosa también por su repostería. La ensaimada es el postre más conocido. Elaborado con harina, azúcar glas y manteca. Su forma en espiral lo caracteriza. Otro postre típico mallorquín son los buñuelos, el gató con almendras, los crespells y los rubiols.

Esta amplia variedad gastronómica se ve correspondida con una amplia bodega. Mallorca es famosa por sus vinos tintos, con dos denominaciones de origen: binissalem i pla de llevant. Además cuenta con licores típicos como las hierbas mallorquinas, y el palo.

TURISMO

De todas las islas Baleares, Mallorca es la que ofrece más posibilidades turísticas. Aunque prevalece el turismo de sol y playa, la cultura también tiene aquí un espacio importante. La isla mallorquina es uno de los principales destinos turísticos del Mediterráneo Occidental, con millones de visitantes anuales. Entre localidades turísticas destaca: Cala Millor, Cala Bona, Sa Coma y Porto Cristo.

En la costa oriental de Mallorca, en la localidad de Porto Cristo, en el municipio de Manacor (a 65km de distancia desde la ciudad de Palma) están situadas las cuevas más famosos de Mallorca: las Cuevas del Drach y las Cuevas dels Hams. Las cuevas del Drach son una de los principales atractivos turísticos de la isla, aportando un interés especial por la cultura geológica. Presentan un desarrollo horizontal cercano a los 1.200m de longitud y una profundidad de 25m bajo la superficie. Durante el recorrido podremos ver el lago Martel (considerado uno de los mayores lagos subterráneos de Europa). Otras cuevas que se puede visitar son las Cuevas de Campanet, Artà o Genova.

El Norte de Mallorca es conocido por la amplia bahía de Alcudia y el Parque Nacional de Albufera, mientras que en el oeste hay pueblos bohemios y resorts de Sóller, Pollença, Valldemossa y Deià.

La isla cuenta con una importante infraestructura turística de hoteles, restaurantes, centros de ocio, instalaciones deportivas, tiendas especializadas, etc.

Gracias a sus excelentes comunicaciones por mar y aire, constituye un destino próximo: a una media de dos horas de las capitales europeas en avión. Desde el Aeropuerto de Palma de Mallorca hay vuelos regulares destinados a las capitales de las otras islas: Ibiza y Menorca; a algunas ciudades peninsulares cómo: Barcelona, Valencia, Madrid, Alicante, Bilbao, entre otras; y a muchas ciudades europeas. También se puede llegar a Palma en Barco, hay ferries diarios que hacen trayectos por los puertos de Barcelona, Ibiza, Valencia, Dénia, Ciutadella o Mahón.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.