Touroperador internacional especializado en destino español

GEOGRAFÍA

La isla de Menorca, la más septentrional y oriental de las Baleares, abarca una superficie de 694,79km2 y 295km de costa. Su máxima distancia de este a oeste es de 53km, mientras que de norte a sur es de tan solo 23km. Menorca es la segunda isla más grande del archipiélago balear y su nombre proviene precisamente de Minorica, por el hecho de ser menor que Mallorca.

La UNESCO declaró Menorca como reserva de biosfera el 8 de octubre de 1993, atendiendo al alto grado de compatibilidad conseguido entre el desarrollo de las actividades económicas, el consumo de recursos y la conservación de un patrimonio y de un paisaje que ha mantenido, y sigue manteniendo hoy, una calidad excepcional.

La isla, desde el punto de vista geológico, puede considerarse dividida en dos partes bien diferenciadas, la región de Sa Tramuntana (zona norte) y la región de Es Migjorn (zona sur). El litoral norte es más accidentado y abrupto. Con paisajes más agrestes, arena más gruesa y oscura. En ocasiones encontramos playas con potentes rocas. En el sur, un relieve es mucho más suave, costa con acantilados, barrancos y calas. Abundan las playas de arena fina y blanca rodeadas por pinares.

El Monte Toro, con 358m, es la montaña más alta de Menorca. Se encuentra ubicado en el término municipal de Es Mercadal, en el centro de la isla. En el Monte Toro, se encuentra el Santuario de la Virgen del Monte Toro (patrona de Menorca).

Menorca tiene una agradable temperatura durante gran parte del año con un clima típicamente mediterráneo. Los veranos son secos y calientes y los inviernos suaves y húmedos. El fresco viento del norte, llamado tramuntana, caracteriza el paisaje menorquín. Las temperaturas medias anuales están entre los 16 y 18°C, con máximas medias los días de verano de 29/31°C. El régimen de precipitaciones se caracteriza por su irregularidad. La mayor parte de la lluvia se concentra en pocos días, con precipitaciones intensas en otoño y el resto del año de poca intensidad.

CULTURA

En cuanto al patrimonio de Menorca, abundan en la isla los monumentos megalíticos (navetas, talayotes y taulas) de gran valor arqueológico, así como yacimientos de poblados prehistóricos como Trepucó y Talatí, la naveta des Tudons, lugar de enterramiento que data de la transición del Pretalayótico al Talayótico inicial (transición que abarca aproximadamente del 1300 al 1000 a.C.), entre Ciudadela y Ferrerías. De hecho, Menorca es el territorio europeo con una mayor densidad de restos arqueológicos. Se han catalogado unos 2.000 yacimientos prehistóricos, el cual convierte la isla en un auténtico museo al aire libre.

Sin embargo, Menorca no es rica sólo en restos de la edad de bronce, sino que también podemos encontrar importantes yacimientos, monumentos y bienes etnológicos de todas las épocas. Hay dos principales ciudades que se encuentran en cada extremo de la isla: en la punta oriental, Mahón; en la occidental, Ciudadela.

Mahón es la ciudad más grande de Menorca, y también la capital de la isla. Destaca por su inconfundible arquitectura de estilo colonial inglés y por albergar el segundo puerto natural más grande del mundo.

En Ciudadela destaca la Catedral-Basílica de Santa María de Ciudadela, construida entre 1300 y 1365, que combina estilos góticos y neoclásicos.

Menorca dispone de varios y muy interesantes museos, desde militares, históricos prehistóricos, arqueológicos, en pabellones o al aire libre.

GASTRONOMÍA

Menorca es una isla plenamente inmersa en la dieta mediterránea cocinada a base de frescos ingredientes de la tierra y el mar. El pescado fresco, los mariscos y la langosta (la esencia de la conocida caldereta) son algunos de los favoritos.

La caldereta de langostas, constituye el plato más representativo y popular de Menorca, no solo por la lógica condición marinera de la isla, sino porque tiene zonas donde la cría de la langosta es de gran relevancia para la economía y la alimentación tradicional, como es el caso de la bahía de Fornells.

La berenjena es una hortaliza muy popular en Menorca. Con ella se hacen numerosos platos y combinaciones: fritas, al horno, con carne o pescado y también de postre, con miel.

Uno de los licores más característicos de Menorca es el gin, ginebra elaborada a partir del vino de uva y aromatizada con bayas de enebro. Desde hace casi un siglo, en las destilerías de Gin Xoriguer se produce este aguardiente siguiendo fielmente los métodos tradicionales.

TURISMO

A diferencia de las otras islas del archipiélago, Menorca se empezó a dedicar al turismo más tarde, debido a que la economía permitía mantener la isla sin necesidad de recurrir al turismo. En consecuencia las playas y los paisajes naturales están mucho mejor conservados. La isla dispone de una amplia serie de recursos naturales.

Situado en la parte noreste de la isla S'Albufera des Grau es el parque natural más importante de Menorca y de un gran valor natural y ecológico.

Mallorca y Menorca se encuentran a 36km de distancia. A diferencia de sus vecinas Mallorca e Ibiza, Menorca no tiene una agitada vida nocturna, pero a cambio ofrece una rica tradición en fiestas populares que se celebran en los distintos pueblos de la isla durante todo el verano. Las fiestas más importantes de la isla son las de Sant Joan, en Ciutadella y están ligadas al caballo, herencia de su pasado moro.

El turista que visita Menorca es fundamentalmente atraído por sus playas, por la riqueza de parajes naturales incomparable, por el patrimonio histórico y cultural, gastronomía. Si bien la isla cuenta con otros muchos alicientes como su variada oferta de ocio, su agradable clima. Para muchos, Menorca es la isla más bonita de todo el archipiélago.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.