Touroperador internacional especializado en destino español

GEOGRAFÍA

Fuerteventura es la isla más larga del Archipiélago con 210km de norte a sur. Tiene una extensión de 1659km2. A sólo 6km al noroeste se halla la pequeña Isla de Lobos (perteneciente a Fuerteventura), con una superficie de 4,58km2. La isla de Fuerteventura es la más oriental y está situada a sólo 100km del continente africano. Separada por unos 11km de Lanzarote y 80km de Gran Canaria.

Fuerteventura forma el conjunto de islas orientales y más antiguas de las Canarias. Emerge del océano hace 21 millones de años. Aunque hace varios millones de años había grandes volcanes similares al Teide (situado en la isla de Tenerife, es la tercera estructura volcánica más alta y voluminosa del planeta, así como la mayor elevación de las Islas Canarias y de toda España), el efecto continuado de la erosión y grandes cataclismos puntuales han suavizado la superficie de la isla. En la actualidad Fuerteventura presenta valles suaves y poco profundos, solamente con accidentes geográficos puntuales. La mayor altitud de Fuerteventura corresponde al Pico de la Zarza (807 metros), en la Península de Jandía, al sur de la isla. Le sigue en altitud alguna cumbre del Macizo de Betancuria, en el centro de la isla, que son restos del Complejo Basal (que constituye la base de las Islas). La parte norte y sur-este, están cubiertas de lavas (malpaises) emitidas durante el Vulcanismo Reciente, destacando el conjunto de Montaña de la Arena y del Malpaís Grande y Chico. Al norte, en Corralejo, y al sur, en el Istmo de la Pared, se concentran gran cantidad de arenas movidas por el viento (llamado jable).

Fuerteventura, la segunda isla del Archipiélago en extensión y en perímetro costero, presenta varias características de conformación litoral y parámetros físicos que la hacen singular. Es, con diferencia, la isla del Archipiélago que alberga mayor superficie de arenas costeras. La costa de Fuerteventura tiene una longitud de 265km, es generalmente baja y arenosa con abundantes y largas playas de arenas blancas. El sector norte de Fuerteventura, correspondiente a la cara enfrentada a Lanzarote, es una costa baja formada por brazos rocosos y pequeñas calas por lo general con borde arenoso. Hacia el Este (Corralejo) y Sureste, destacan al principio grandes playas de arena clara, y hacia el sur, una sucesión de calas, pequeñas playas y acantilados bajos.

La baja altitud y relieve muy erosionado le confieren a Fuerteventura un paisaje caracterizado por una extrema aridez, que podríamos definir como semidesértico. Escasas e irregulares lluvias y elevadas temperaturas durante todo el año caracterizan su clima árido, con temperaturas medias de 21°C (con inviernos muy agradables y veranos nada calurosos), raramente superan los 30°C.

Fuerteventura cuenta con 13 espacios naturales protegidos reconocidos: Parque Natural de Corralejo, de Lobos y de Jandía; Parque Rural de Betancuria; Monumento Natural del Malpaís de la Arena, de la Montaña de Tindaya, de la Caldera de Gairía, de los Cuchillos de Vigán, de Montaña Cardón y de Ajuy; Paisaje Protegido del Malpaís Grande y de Vallebrón; y Sitio de Interés Científico de la Playa del Matorral.

La inmensidad de su paisaje volcánico y la pureza de sus playas tampoco han pasado desapercibida para la UNESCO, que declaró toda la isla Reserva de la Biosfera en 2009.

CULTURA

El patrimonio cultural de Fuerteventura es muy amplio y heterogéneo. La isla tiene una rica tradición agrícola, ganadera y artesana asociada a la cultura que se puede admirar a través de su amplia red de museos y los centros de interpretación. En mayoría de ellos el propio edificio forma parte integrante del mismo valor histórico y cultural. Las construcciones tradicionales como molinos, faros, casas señoriales y campesinas las podemos encontrar repartidas por toda la isla. Entre los museos más destacados de la isla se encuentran:

  • Museo Arqueológico de Betancuria: museo etnográfico, arqueológico y paleontológico que recorre la historia de la isla desde la prehistoria. El museo posee la mejor colección de piezas arqueológicas de los mahos (aborígenes prehispánicos) y ofrece una amplia visión sobre su cultura.
  • Casa Museo Unamuno: la Casa Museo Miguel de Unamuno se encuentra en pleno centro de Puerto del Rosario (del antiguo Puerto de Cabras), el edificio que habitó el escritor en su destierro en 1924. La casa refleja el modo de vida de la clase acomodada de principios del siglo XX.
  • Casa Museo Doctor Mena: ubicada en el casco del pueblo de La Ampuyenta, residencia de uno de los hijos ilustres de la isla: el doctor Tomás Mena y Mesa. Es una muestra de vivienda tradicional de una familia acomodada durante la segunda mitad del siglo XIX y primera mitad del XX.
  • Museo de la Sal: situado en la entrada del pequeño pueblecito pesquero de Las Salinas del Carmen (a 2km de Caleta de Fuste). El museo muestra cómo se obtiene la sal del mar, y la importancia que ha tenido para la humanidad.
  • Ecomuseo La Alcogida: localizado en Tefía, el museo nos muestra las actividades agrícolas y ganaderas del pasado siglo y los diferentes oficios antiguos de Fuerteventura.
  • Los molinos de viento esparcidos por la isla de Fuerteventura son la huella patente de su historia, en la que el cultivo del cereal era fundamental. Se instalaron en lugares abiertos a los vientos dominantes, configurándose como uno de los rasgos más característicos del paisaje rural de la isla. Existían dos tipos: el molino y la molina. Están considerados Bien de Interés Cultural: el Molino de Tefía, el Molino de Los Llanos de La Concepción, la Molina de La Asomada, la Molina de Puerto Lajas y la Molina de El Almácigo.
  • El Centro de Interpretación de los Molinos de Tiscamanita: se encuentra en una casa tradicional majorera, junto a un restaurado molino de viento. Ilustra la historia de los distintos sistemas de molturación, tipología, historia y el funcionamiento de los molinos y las molinas de Fuerteventura.
  • El Centro de Artesanía Molino de Antigua: es un museo ubicado en el municipio de Antigua, donde se puede apreciar la historia del campesinado autóctono, así como la artesanía, y un gran molino de gofio. Además, ofrece un recinto donde se puede contemplar unos cuidados jardines con plantas autóctonas, entre las que se encuentran varias especies de cactus y palmeras.
  • Mirador de Morro Velosa: situado entre el Parque Rural del Macizo de Betancuria y el Valle de Santa Inés, en la Montaña Tegú (de 669 metros de altitud), este mirador fue diseñado por el célebre César Manrique (artista, escultor, arquitecto y pintor lanzaroteño). Es un excelente mirador para poder entender la configuración paisajística de la isla y la composición geológica que conforman el norte y centro de Fuerteventura.
  • Museo de la Pesca Tradicional (faro del Tostón-Cotillo): a 5km al norte de Cotillo está el Faro del Tostón que data de 1897, actualmente en desuso y que alberga en su interior el Museo de la Pesca Tradicional. Es un pequeño museo donde de manera audiovisual, podemos aprender de las diferentes artes de pesca y de la importancia de dicha actividad en la isla de Fuerteventura.
  • La Cueva del Llano/Centro de Interpretación: antiguo tubo volcánico, se encuentra al norte de Villaverde, en el municipio de La Oliva. La cueva se adentra en la tierra hasta aproximadamente los 650 metros, entre los cuales se cuentan unos 200 metros aún inexplorados por las dificultades del terreno. En su interior contiene varios restos de vertebrados y conchas de caracolas. También habita una especie de araña única en el mundo. Además, la Cueva del Llano cuenta con un magnífico centro de interpretación que puede ayudar a conocer la gran variedad geológica de Fuerteventura.
  • Museo del grano La Cilla: Fuerteventura fue durante siglos el granero de Canarias. De sus puertos salía grano para abastecer a otras islas. Hoy ese pasado se recuerda en la Casa de la Cilla, en La Oliva. En el museo se recrea la cultura generada en torno a la obtención de cereales.
  • Faro de la Punta de Jandía: en el Faro de Jandía, que se encuentra en la punta sur de la isla de Fuerteventura, en la Península de Jandía, nos encontramos con esta exposición explicativa de las características del Parque Natural de Jandía, el más extenso de la isla y uno de los menos conocidos. Con un buen número de fotos, videos y paneles explicativos, la exposición explica perfectamente la geología, la flora, la fauna y el paisaje de este parque natural.

También es notable el interés por la cultura o el arte moderno de varios centros como el Juan Ismael, la Casa de Los Coroneles o Centro de Arte Canario Casa Mané, donde se alternan exposiciones itinerantes junto con muestras de producción local:

  • Casa de Los Coroneles: casa señorial de los gobernantes de la isla hasta el siglo XIX que además de mostrar la historia del edificio y de sus moradores tiene tres salas de exposiciones de arte con calendario estable que la convierten en un espacio de referencia de las artes plásticas en Canarias.
  • Centro de Arte Juan Ismael: centro de arte y cultura contemporánea de referencia en la isla: exposiciones, seminarios, talleres y centro de documentación.
  • Centro de Arte Canario Casa Mané: galería de arte con colección propia y exposiciones temporales de obra plástica de autores canarios.

Otros bienes patrimoniales de no menor valor son los yacimientos arqueológicos, los castillos, los cascos históricos de las principales poblaciones, las fiestas, las romerías.

La montaña de Tindaya está ubicada en el noroeste de Fuerteventura, muy cerca de La Oliva. Los antiguos aborígenes de Fuerteventura consideraban a Tindaya una montaña sagrada a la que se le atribuían propiedades mágicas, tal y como atestiguan los más de 300 grabados con forma de pie, de gran valor arqueológico, que se han encontrado en ella.                                                                                                                                                                                                                                               Aunque ahora es la costera localidad de Puerto del Rosario, la primera capital de Fuerteventura fue Betancuria, uno de los municipios con mayor patrimonio natural, artístico y cultural de la isla. Ofrece un rico patrimonio cultural, como la iglesia de Nuestra Señora de Antigua, el faro de la Entallada o el castillo de la Fortaleza de Fuste.

GASTRONOMÍA

En la isla majorera (el término procede de majo, como se denominaba a sus habitantes primitivos, que significa “gente de la tierra”), vegetación desértica y origen volcánico determinan una gastronomía bastante sobria y sencilla pero rica en sabores, con dos ingredientes destacados: el pescado y la cabra.

Los pescados se presentan preparados de muchas maneras siendo típicos los pejines, las jareas, cherne, corvina o sama, también son muy apreciados los mejillones y las lapas recogidos en las costas de la isla. A base de pescado está hecho el popular Sancocho (pescado salado, puesto en remojo la noche anterior, y que luego se hierve junto a papas a medio pelar, y batatas y se sirve con mojo picón o verde). El pescado se sirve también frito y asado.

También se usan carnes como la vaca o el cerdo para la preparación de distintos platos o simplemente a la brasa, pero destacan entre todas la de baifo y la de cabra majorera, tanto asada como compuesta (estofada), animal del que además de la carne, se obtiene la leche necesaria para la fabricación del queso majorero, ganador de varios concursos y cuya calidad le ha hecho acreedor de Denominación de Origen en 1996.

Otro plato también popular en Fuerteventura es el Gofio. El Gofio es un precioso legado que dejaron los aborígenes, creado con harina de grano tostado, básicamente de trigo y también millo (maíz), de un gran valor nutricional. Se puede tomar con leche, con caldo de pescado o también se puede amasar con fruta y queso. El gofio es un plato que lleva muchos siglos sirviéndose en todas las Islas Canarias, y por supuesto en Fuerteventura.

Como postres, destaca el frangollo, que se hace añadiendo cáscaras de limón a la leche, que se cuece con harina, yemas de huevo, azúcar, almendras y pasas, el bizcochón majorero que se hace con harina de garbanzos, y los buñuelos de queso, de sabor muy intenso.

TURISMO

La isla canaria de Fuerteventura, conocida también como la isla tranquila es un destino paradisíaco de sol y playa, complementado con una extensa oferta de ocio y actividades para atender a las demandas del turista, relacionado con su mayor fortaleza que son los deportes y actividades al aire libre. El clima excelente de temperaturas suaves durante todo el año y con escasas variaciones proporciona a Fuerteventura un elevado interés para el turismo. Los muchos kilómetros de playas de arena blanca y aguas turquesas, son el principal reclamo y hacen de Fuerteventura, en gran medida, el lugar con las mejores playas del Archipiélago. Y a diferencia de las islas más occidentales, aquí la arena negra volcánica da paso a un fino polvo amarillo que evoca el cercano desierto del Sahara.

Ofrece un litoral diverso y muy atractivo, con más de 100 playas y calas de todo tipo y tamaño: playas urbanas, desiertas, vírgenes, nudistas, de arena blanca, negra volcánica o dorada, con oleaje o sin olas, de varios kilómetros o de apenas decenas de metros. A parte de sus magníficas playas destacan también los paisajes naturales de gran belleza que van desde  extensas planicies hasta volcanes y mantos de lava, y un campo de dunas. Así como las huellas de una cultura ancestral con su máxima expresión en los núcleos costeros de los municipios de La Oliva (Corralejo), Antigua (Caleta de Fuste) y Pájara (Costa Calma y Morro Jable), una deliciosa gastronomía, tradiciones y costumbres, el encanto de los pueblos y su gente hacen de la isla un excelente destino turístico.

En el norte de la Isla se encuentran las famosas playas de Corralejo, de fina arena dorada y con aguas tranquilas para el baño. En esta zona está también el Parque de las Dunas de Corralejo, un espacio protegido con más de 2.600 hectáreas. Las Dunas de Corralejo, están situadas en el término municipal de La Oliva y frente de la Isla de Lobos. Presentan gran riqueza paisajística y  tranquilidad, son un referente turístico para los visitantes de Fuerteventura. A 5km está la ciudad de Corralejo, un preciso pueblo costero, donde se encuentra el puerto (desde donde parten cada día varios barcos hasta la Isla de Lobos y Lanzarote). La zona sur alberga fantásticas playas, como las de Jandía. Entre Costa Calma y Morro Jable, se encuentran las mejores playas de la isla, la arena blanca y las aguas poco profundas de color turquesa hacen de esta extensión de costa, un sueño para los amantes de la playa. Anqué las playas de Costa Calma y Morro Jable son muy agradables merece la pena explorar las hermosas calas que se encuentran fuera de la zona turística.

En Jandía se localizan la Playa del Matorral, la playa principal de la península de Jandía de arena fina y blanca. El faro de Jandía divide la playa del Matorral en dos, la parte norte siendo la playa naturista, reservada a los nudistas de Morro Jable, y la Playa de Sotavento, se encuentra en el municipio de Pájara. Es la playa ideal para una tranquila jornada tumbado al sol o para practicar deportes de vela, windsurfing y kiteboarding.

Desde el Pico de Zarza ,el pico más alto de Fuerteventura situado muy cerca del municipio de Morro Jable se pueden tener unas esplendidas vistas sobre costa oeste y las playas de Cofete y en general sobre toda la península de Jandía. La Playa De Barlovento y la Playa de Cofete son mucho menos accesibles y las condiciones de mar son mucho más salvajes. Las partes más salvajes de la isla más allá de Morro Jable son dignas de visitar, pero es recomendado hacerlo con un 4x4 o un Todo Terreno.

En el centro de Fuerteventura también encontramos la playa de arena negra de Gran Tarajal. Es una playa bastante bien equipada y cuenta con todos los servicios propios de una playa de ciudad.

En el litoral este, se encuentra uno de los centros turísticos de Fuerteventura más importantes. Además de su playa de arena dorada, protegida del oleaje y de las corrientes, Caleta de Fuste ofrece un entorno tranquilo y agradable. Está a pocos kilómetros del aeropuerto y de Puerto del Rosario, la capital.

En la costa oeste de Fuerteventura encontramos un paisaje distinto, escarpado, más hostil. Se caracteriza por barrancos y acantilados que llegan al mar para enfrentarse a un importante oleaje durante todo el año. Las playas más salvajes y difíciles de acceder hacen que no sean muy frecuentadas (solamente por la gente local en verano). Hay que bañarse con precaución.

Fuerteventura es un destino preferido para los amantes del deporte. La isla es conocida por la promoción de los deportes y juegos tradicionales, acuáticos y terrestres. Sin embargo Fuerteventura es un paraíso para quienes practican deportes náuticos. Los aficionados al windsurf disfrutan de condiciones inmejorables de viento y olas. Los submarinistas descubren fondos marinos espectaculares. Y quienes pasarían los días enteros pescando en alta mar, tienen el privilegio de participar en la pesca del marlín.

Surf

Muchas de sus playas están llenas de surfistas venidos de todo el mundo. En la isla podemos encontrar numerosas escuelas y cursos especializados. Uno de los lugares más indicados para aprender y practicar surf es Playa Blanca, muy cerca de la capital Puerto del Rosario.

Windsurf y Kitesurf

Los deportes que tienen una mayor repercusión internacional son el windsurf y el kitesurf. Desde 1985 se celebra el Campeonato Internacional de Windsurf y Kiteboarding de Fuerteventura en las Playas de Sotavento y desde 2005 el Canarian Waweriders, en Corralejo, donde se dan cita grandes figuras locales e internacionales. Las mejores playas para practicarlo son la del Moro y la Playa de Sotavento de Jandía, al sur.

Submarinismo y buceo

El agua cristalina convierte a Fuerteventura en un lugar idóneo para disfrutar de este deporte sin necesidad de sumergirse a gran profundidad. A diferencia de las otras islas canarias, Fuerteventura no tiene mucho desnivel en su costa, incluso cuenta con plataformas de hasta 30km, por lo que es ideal para la práctica del submarinismo o el snorkeling, otra modalidad de buceo de superficie. Los mejores sitios por su belleza y escasa profundidad son las costas frente a la Playa del Matorral al sur, y la zona de Corralejo y la Isla de Lobos al norte.

Pesca de altura

La costa de Fuerteventura es conocida por los aficionados a la pesca deportiva de altura por la presencia del marlín (de la familia de los peces espada).

Natación

En la isla hay varias instalaciones para la práctica de la natación, pero destaca por encima de todos la tradicional travesía a nado en mar abierto entre la isla de Lobos y Fuerteventura, a 6km de distancia.

A parte de estos deportes, prácticamente todos los municipios de la Isla disponen de instalaciones deportivas que permiten la práctica de una buena gama de deportes, así como la mayoría de los hoteles y urbanizaciones: tenis, squash, bolos, ping-pong, minigolf, golf, gimnasia, footing, baloncesto, fútbol, natación, navegación a vela y ski acuático... En algunos lugares también se puede practicar senderismo, excursiones guiadas, equitación y excursiones en camello.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.